jueves, 19 de noviembre de 2015

Universo paralelo

Eros preparó las flechas de oro y plomo con intención de vengarse del dios Apolo. Lo encontró camuflado detrás de un árbol espiando a la indefensa ninfa Dafne. Tensó su pequeño arco para lanzar la saeta áurea cuando fue sorprendido por Afrodita.

- Las flechas solo causan dolor –le reprendió Afrodita, arrebatándole el arco y el carcaj.

Cuentan que en aquel universo paralelo no existen laureles en los bosques, pero tampoco hay dioses que utilicen armas para inducir al amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada