viernes, 20 de noviembre de 2015

En silencio

Abro los ojos y todo vuelve a ser silencio. Necesito ir al baño pero él podría despertarse y entonces...
No puedo aguantar así que me deslizo fuera de mi cuarto. El suelo frío cruje al dar un paso, otro paso, otro paso... 
Al orinar aún me duele todo el cuerpo. Engullo mi quejido. Me subo los pantalones y tiro de la cadena...
¡Brrrrroooooooooouuuuuuuummmmmmmmmmm!
"Estúpida", me repito mientras pego la oreja a la puerta. El corazón late en mi boca. Los segundos son horas. Decido salir...
Nadie.
Corro a la habitación cuando una mano agarra mi hombro. Me encojo...
Me giro. Es mi madre. Me acaricia y abraza hasta dormirnos de nuevo. Juntas. Sin preocuparnos más por ruido alguno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada